16ª Jornada | Victoria vital en el último suspiro (1-0)

La U.P. Plasencia consigue una victoria vital en el último suspiro para mantener vivas las aspiraciones.

El equipo consiguió tres puntos vitales para seguir aspirando a los objetivos de la presente temporada en la última jugada del partido, cuándo el encuentro estaba a punto de finalizar en tablas, Kofi cabeceaba a la red… ¡Y seguimos en la pelea!

El partido transcurrió con un juego trabado, con poco acercamiento en las áreas, salvo los primeros 15 minutos del primer tiempo dónde se vió al equipo con atrevimiento, creando espacios en la defensa rival y gozando incluso de alguna ocasión para abrir el marcador, no fue así, y de este modo, según iban transcurriendo los minutos, el rival se fue cerrando, compitiendo a un gran nivel, y eso, junto con la escasez de ideas por parte de los nuestros, hizo que el equipo se fuese apagando con el paso de los minutos.

En la segunda mitad apenas hubo oportunidades de gol, el equipo se centró mucho en colgar balones al área sin peligro alguno, pasaban los minutos y el equipo se fue precipitando, con los nervios de perder dos puntos vitales, de estos nervios llegó un contragolpe del rival, que apunto estuvo de abrir la lata, si no es por una parada salvadora de Sergio Moya en un mano a mano para mantener con vida al equipo.

Y finalmente llegó, tras constantes pérdidas de tiempo del rival, con la desesperación por parte de los nuestros, que se veían impotentes ante tal falta de ritmo, y eso agravado a que el partido no estaba siendo el mejor de los que hemos visto esta temporada, hacía presagiar lo peor… Y finalmente llegó, en la última jugada del encuentro, Genís Balaguer lanza un pase raso a la entrada de Aarón, que golpea al palo, con la suerte de que el balón le llega a la cabeza, para regalarselo a Kofi y que este rematase a placer, el árbitro daba por finalizado el encuentro y el equipo se quitaba toda la tensión de un plumazo.

¡Hala Unión!